LAS ALMAS QUE VAGAN POR MI CEMENTERIO

viernes, 21 de agosto de 2009

LOS CUENTOS DEL LOCO ( II ).

- No tiene un cigarro ?.
-No, no fumo le dije.
-Necesito un cigarro, recordar me produce mucha ansiedad. Nunca he contado estas historias a nadie, bueno si una vez..., pero esto ya llegara. Y el loco continuo con su cuento.
Seguí caminando por aquel extraño lugar, con aquellos cuerpos fantasmagoricos todavía martilleando en mi cabeza.
-NO PUEDO MAS!!!. Grito.
-NECESITO EL MALDITO CIGARRO...
No se veía a nadie pasar, era normal. La noche como el día anterior era fría y lluviosa, así que allí le deje y corrí a buscar un bar que estuviera abierto. Cerca de la estación había uno, no tarde en encontrarlo, así que compre un paquete de tabaco un mechero y regrese al parque.
Allí seguía bajo el tejadillo del banco balanceandose de alante hacia atrás, me quede parado delante de el y le ofrecí el tabaco.
-Gracias, gracias...me dijo, y me clavo aquellos ojos azules fríos como la muerte.
Un silencio aterrador cubrió el lugar, ni una sola hoja de aquellos arboles con la cabeza para abajo se atrevió a moverse.
A lo lejos una luz, una luz entre tinieblas.
Corrí hacia ella pensando que seria la salida, el final de esta pesadilla, pero la pesadilla todavía no había empezado.
Aquella luz me guiaba hacia las puertas del infierno.
Mientras corría, intentaba buscar en mi cabeza alguna canción algo que me hiciera olvidar donde estaba y lo que había ocurrido.
Mire hacia arriba, los cuerpos que colgaban sobre mi clavados en las ramas ya no me miraban, sentí frío, justo delante de mi estaba la luz.
Llevaba 3 cigarros en un momento y se iba a encender el cuarto cuando de sus azules ojos calleron dos gotas de agua, me volvió mirar y me dijo que el no estaba loco, y yo le creí.
Cientos de manos salidas de no se donde, comenzaron a agarrarme, continuo con su relato.
Me desgarraban la ropa, me arañaban, me hacían daño. Y no podía escapar, alguien o algo me empujo, me hizo atravesar el umbral de aquella puerta, que una vez dentro apago su luz.
Las manos me arrastraban, me golpeaban y me acercaban a una pared y de la pared al techo, pude ver caras a mi alrededor... y me dormí....


17 comentarios:

  1. Un sueño que me hece sentir verdadera inquietud,es el siguiente.
    Una casa, tan solo una casa, pero la maldad se percibe se respiraba, no se ve nada pero sabes que desde el momento que pusiste los pies dentro ya nunca seras el mismo.

    ResponderEliminar
  2. Joder, que escalofrio me acaba de entrar...
    Que pases un buen fin de semana...
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Eluge tus historias me enganchan y me encantan pero ma dan un "yuyu" leerlas que no te imaginas.Este sueño tiene pinta de acabar mal.No tardes en desvelar el final.Un besote grande.

    ResponderEliminar
  4. El próximo miércoles 2 de septiembre de 18 a 20 horas dedicaremos el programa Premios 20Blogs RadioBlog Luz de Gas al terror y nos gustaría poder entrevistarte a través de un teléfono fijo si estas en España o google talk si estás fuera confirmanos cuanto antes: info@luzdegasradioblog.es


    www.LuzdeGasRadioBlog.es

    ResponderEliminar
  5. El próximo miércoles 2 de septiembre de 18 a 20 horas dedicaremos el programa Premios 20Blogs RadioBlog Luz de Gas al terror y nos gustaría poder entrevistarte a través de un teléfono fijo si estas en España o google talk si estás fuera confirmanos cuanto antes: info@luzdegasradioblog.es


    www.LuzdeGasRadioBlog.es

    ResponderEliminar
  6. que bueno eluge, hacia dias k no esntraba a verte y hoy de casualidad vi tu entrada , fenomenal , no se en lo k te inspiras pero me absorve cada tramo de estas historias.
    un saludote que pases buen finde !!!

    ResponderEliminar
  7. eluge tio esto ya es la leche te quieren entrevistar y todo ya te dije que eres un fenomeno me alegro monton y el cuento como de costumbre me jodes el final pareces a las series de tv cada vez que lo empalmas tengo que leer el capitulo anterior otra vez me alegro mucho amigo un gran abrazo e intentare oirte

    ResponderEliminar
  8. Noooooo!! Eres malo!! No puedes terminar así la entrada!!! mmmm jeje Un saludo!!

    ResponderEliminar
  9. preciso relato fascinante,
    besossssss

    ResponderEliminar
  10. Me encanta!!!
    Un placer volver a leerte..

    ResponderEliminar
  11. me ha encantado la segunda entrega de estos cuentos del loco!

    es escalofriante y hermoso y tierno, me dio ternura de lo horrible

    un abrazo!
    me encanta pasearme por tu cementerio :)

    ResponderEliminar
  12. Por tener un blog con una estética tan chula, te has merecido un premio :) Pásate por mi blog a recogerlo

    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. PASA POR MI BLOG A RECOJER UN PREMIO ELUGE Y FELICIDADES

    ResponderEliminar
  14. Mola el cementerio.
    Dios, aquí me siento Belcebú.

    ResponderEliminar
  15. la verdad es que da yuyu, vamos que como se enteren los de la ley antitabaco te lo copian para el proximo anuncio. Por cierto, un yuyu tambien es que te despiertes en la madrugada con la sensacion de que alguien te tocó y resulta que no hay nadie a tu alrededor ¿o si?

    ResponderEliminar
  16. au
    gracias por el premio ! :) me lo llevo
    y lo pongo en el proximo posteo !
    un abrazo!

    ResponderEliminar

DIME QUE TE A PARECIDO LA VISITA A MI CEMENTERIO...